¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

El blog de Reparbar

¿Es peligroso usar el móvil en una gasolinera?

Reparbar - Mantenimiento estaciones de servicio

Usar el movil en gasolineraCuando llegamos a una estación de servicio, es habitual encontrarnos llamativos carteles y avisos que advierten del supuesto peligro de usar el móvil en una gasolinera.

La creencia de que se pueden generar explosiones o incendios está totalmente extendida entre la población. Pero, aunque pueda parecer osado contradecir esta hipótesis, numerosos estudios y experimentos han demostrado que esta creencia no es real.

Prácticamente todos hemos visto vídeos de la cámara de seguridad de una estación de servicio que graba a un conductor que baja del vehículo y comienza a repostar mientras va y viene; hasta que en un momento dado coge el teléfono móvil y, al volver a acercarse a la manguera y cogerla, se produce una llama que, lógicamente, hace que el conductor reaccione con miedo.

Los expertos nos aclaran que este tipo de explosiones se deben a una combustión rápida que genera gran cantidad de gases calientes que originan una llama que se propaga con extremada rapidez. Nos apuntan que al hablar de explosión, concretamente, nos estamos refiriendo a una deflagración.

Para que se dé el clásico triángulo del fuego se necesita un producto que sea combustible (los vapores que desprenden la gasolina o el gasóleo), el comburente (el oxígeno del aire) y, por último, es necesaria la fuente de ignición que “arranque” la deflagración y provoque el fuego.

Aquí es donde la creencia popular está equivocada, porque esta fuente de ignición no es ni un teléfono móvil, ni una combustión espontánea. Aunque nos pueda parecer increíble, la causa que inicia esa deflagración es la electricidad estática que tiene en ese momento el conductor.

Si observamos con detenimiento, vemos que una vez inicia el repostaje, el conductor sube y baja varias veces del coche y se frota la ropa hasta que, sin tocar ninguna parte metálica de la carrocería del coche (que descargaría la electricidad estática acumulada), se acerca al surtidor y al tocarlo salta la típica chispa. La casualidad hace que en ese momento la mezcla de oxígeno y vapores del combustible estuviera dentro de los umbrales de explosividad, con lo que la chispa arranca la deflagración.

Dada la energía que emite un teléfono móvil es prácticamente imposible que pueda generar una ignición así.

La realidad es que el uso del móvil en gasolineras está prohibido por el Reglamento General de Circulación, no sabemos si para evitar distracciones o por esta creencia falsa.

Telefono de Contacto de Reparbar SLReparbar SL en TwitterReparbar SL en FacebookReparbar en Google+linkedin reparbarOfertas de Empleo de Reparbar SL

 

Baena Solar, la mejor empresa de energia solar termica.b