¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

El blog de Reparbar

Semillas de marihuana para producir biodiésel

Reparbar - Mantenimiento estaciones de servicio

marihuana como combustibleEn la búsqueda de combustibles alternativos al petróleo, los científicos han puesto en las últimas décadas la vista en los biocombustibles. Uno de los más originales y que últimamente ha copado varias columnas en los periódicos es la marihuana. Y es que en California -tras la legalización en varios Estados del cultivo del cannabis- una empresa ha apostado por la agricultura más alternativa, con la producción de plantas de marihuana con la que producir biodiésel.

Henry Ford -quien no necesita presentación en el mundo automovilístico- ya auguró que los coches podrían en un futuro consumir aceites procedentes de la naturaleza para su propulsión. Concretamente, avaló varios experimentos en busca de un alcohol etílico que resultase económico y eficiente a la hora de propulsar sus coches.

Sus indagaciones al respecto no tuvieron gran éxito, dado el escaso interés de la industria de aquellos tiempos por combustibles alternativos. En nuestra era la cuestión ha tomado una relevancia diferente, al punto de que en 2014 la empresa Extreme Biodiésel comenzó el cultivo intensivo de marihuana en una finca de 160.000 metros cuadrados. El propósito de la empresa es la búsqueda de combustibles alternativos de bajo coste, y parece haberlos encontrados en la marihuana. Aunque aún tienen mucho trabajo por delante hasta conseguir producciones rentables de la planta.

¿Cómo se obtiene biodiésel de la marihuana?

Como otras muchas especies de plantas, del cannabis -o marihuana, como se la conoce popularmente- se puede extraer aceite. Concretamente son las semillas de la planta el origen del preciado bien. Este aceite tiene propiedades que le permiten ser utilizado en vehículos adaptados para el consumo de biodiésel. Si bien, es preferible su combinación con otros alcoholes para obtener el máximo rendimiento.

Realmente no se puede decir que la idea sea nueva. Más allá de los ingenios de Ford, una pareja de amigos adaptaron en 2001 un Mercedes Benz clase 1 -el modelo ranchera- y recorrieron más de 20.000 kilómetros de las carreteras de Norteamérica -incluida Canadá- utilizando como único combustible alcohol procedente de semillas de marihuana. Su periplo duró seis meses, tiempo en que dieron varias conferencias y pusieron en práctica su teoría de que es posible utilizar el aceite de las semillas de la marihuana como combustible en vehículos adaptados para el consumo de biodiésel.

Quién sabe. Quizás dentro de unos años los surtidores de combustible de las gasolineras tengan una manguera para el biodiésel de marihuana.

Telefono de Contacto de Reparbar SLReparbar SL en TwitterReparbar SL en FacebookReparbar en Google+linkedin reparbarOfertas de Empleo de Reparbar SL

 

Baena Solar, la mejor empresa de energia solar termica.b